Navegar Etiqueta

Open Innovation

El crowdsourcing como forma de innovación abierta y el ejemplo de Carlos Jean

Crowdsourcing

Dice la Wikipedia sobre el crowdsourcing: «del inglés crowd (masa) y sourcing (externalización), también conocido como «terciarización masiva» o «subcontratación voluntaria», consiste en externalizar tareas que, tradicionalmente, realizaba un empleado o contratista, a un grupo numeroso de personas o una comunidad (masa), a través de una convocatoria abierta«. Se trata de una de las fórmulas que ya nombramos en el artículo dedicado a la open innovation.

Sin duda querer es poder y no se trata de otra cosa que trasladar el testigo a aquellos usuarios que voluntariamente quieran poartar su grano de arena en la consecución de un objetivo. En muchas ocasiones, las mejores innovaciones vienen de escuchar al cliente en su opinión y aportaciones. No sólo el personal interno de la empresa puede innovar debido a que, en gran medida, están viciados en los procesos o inlcuso los propios superiores son los que ponen las trabas.

El futuro pasa por la participación abierta

Open Government

Aunque en estos últimos artículos me he estado dedicando a hablar de los políticos específicamente, las reflexiones que voy a compartir con vosotros en esta ocasión son aplicables a las administraciones, políticos y a las empresas.

En un artículo elaborado con 9 compañeros más, ya desgranamos qué era la Innovación abierta u Open Innovation dentro del ámbito empresarial, pero…¿se puede aplicar algo semejante en una administración local, provincial, autonómica o incluso estatal? Mi respuesta es si. Existen mecanismos de participación abierta que reciben el nombre de Open Government. Pero éstos no se refieren únicamente a la participación de los ciudadanos, sino a la transparencia y la información pública de muchas cosas que inicialmente se mantienen en secreto como los contratos entre empresas y administraciones.

Artículo: El fenómeno de la Open Innovation

Open

Orígenes del concepto Open Innovation

En los últimos años, numerosas compañías han empezado a desarrollar nuevas estrategias con el objetivo de explotar los beneficios que brinda el Open Innovation (OI), frente al antiguo modelo de Innovación Cerrada o Closed Innovation.

El término acuñado y difundido en 2003 por Henry Chesbrough, profesor de la Universidad de Berkeley y Director del Center for OI, parte de la idea de que las empresas ya no son capaces de abordar por sus propios medios todo el proceso de innovación. Este modelo se basa en el uso intencionado de conocimientos externos con el objetivo de acelerar la innovación interna y poder mejorar la competitividad de la empresa.

El OI propone aprovechar el talento distribuido (fuentes externas de innovación) que existe en la sociedad. Abriendo la organización a numerosas y heterogéneas gentes (lead-users, universidades, patentes globales, los propios usuarios, PyME’s, corporaciones clásicas o fundaciones y organizaciones sin ánimo de lucro) y colaborando con ellos de igual a igual, es decir, como auténticos partners.

¿Son los ingenieros los únicos encargados de la innovación en la empresa?

Ingeniero

Ayer, tras mi artículo sobre la Open Innovation, muy amablemente un compañero decidió aportar su punto de vista acerca de este fenómeno open. Digo muy amablemente por que está visto que la gente comenta cada vez menos los artículos que lee, por eso agradezco ante todo su comentario aunque no esté de acuerdo en todos sus argumentos.

Antes de entrar en el tema debo decir que no tengo ninguna empresa, ni tampoco soy ingeniero. Únicamente me muevo como un simple pensador que opina que el cambio no es tanto en la ingenieria sino en el pensamiento.

Primero voy a responder a la pregunta que da título a este artículo y claramente es un no. No todos los procesos de open innovation tienen que ver con asuntos en los que la ingeniería sea parte necesaria, y eso es algo obvio. Pero desde mi punto de vista va algo más allá, y es que los ingenieros de la empresa deberán decidir qué es viable y qué no de acuerdo a las proposiciones de clientes, proveedores o los propios empleados. En ningún momento nombro la necesidad de los consultores.

El camino hacia la Open Innovation

Bombilla

Se trata de un concepto que tal vez no esté muy extendido en nuestra cultura empresarial, pero una importante cantidad de empresas relevantes a nivel internacional ya están aplicando. Un modelo de participación que supone un valor añadido a todas aquellas instituciones que formen parte activa de este movimiento.

Junto con unos compañeros del Master de Community Manager & Social Media de la Universidad de Barcelona estamos trabajando en la elaboración de un artículo divulgativo sobre la Open Innovation, y es por ello que decido compartir con vosotros algunas opiniones acerca de ella. Cuando lo finalicemos, y si a mis compañeros les parece bien, lo colgaré.