Navegar Etiqueta

derecho propiedad industrial

Requisitos para registrar un Diseño Industrial

Coca Cola Diseño Industrial

Los diseños industriales son también un Derecho de Propiedad Industrial que está sujeto a una serie de requisitos para poder ser registrado.

Para definir el Diseño Industrial debemos acudir al artículo 1.2 de la Ley de Protección del Diseño Industrial que nos indica que  Diseño es:

la apariencia de la totalidad o de una parte de un producto, que se derive de las características de, en particular, las líneas, contornos, colores, forma, textura o materiales del producto en sí o de su ornamentación.

Como vemos, a diferencia de una patente que podemos considerar el elemento interno de carácter inventivo, el diseño industrial es el elemento que hace algo más usable o genera un valor añadido con respecto a los productos de una misma naturaleza o características.

El Artículo 5 enumera los dos requisitos para que un Diseño Industrial pueda registrarse: novedad y carácter singular.

La vulgarización de la marca como causa de caducidad

Chupa Chups Vulgarizacion de la Marca

Las marcas juegan un papel fundamental en el mercado al ser los elementos que permiten a los consumidores diferenciar un producto o servicios de otros con similares características entonces, ¿qué es la vulgarización de la marca?

Si partimos de la definición de marca que nos da el artículo 4.1 de la Ley de Marcas vemos qué función exacta cumple la marca y cuáles son sus requisitos principales.

Se entiende por marca todo signo susceptible de representación gráfica que sirva para distinguir en el mercado los productos o servicios de una empresa de los de otras.

Tal y como se deduce del tenor literal, la función principal de este título de protección de la Propiedad Industrial es la distinción en el mercado. Por lo tanto la vulgarización es aquel fenómeno cuando la marca pierde esta función individualizadora. Es decir cuando en lugar de referirnos a un producto con su nombre lo hacemos con el de su marca. Obviamente esto no se hace, ni se puede probar, de forma instantánea, requiere de una reiteración en el tiempo que sea apreciable por un tribunal, órgano único que puede declarar la caducidad por esta causa.