Navegar Etiqueta

cultura

8 formas de matar realmente la cultura

Muerte a la cultura

Muchos mensajes son los que aparecen en los medios de comunicación en un tono agorero y fatalista tras la no aprobación de la Ley Sinde, ese despropósito legislativo que radia una importante aura de inseguridad jurídica. Pues bien, me he inspirado en este tweet de aberron editor de Fogonazos para hablar de las acciones que realmente matan a la cultura.

Existen varias fórmulas para acabar con la cultura y curiosamente vienen promulgadas por aquella institución o industria que teóricamente debería protegerla.

Forma1. Cobrando por adquirir el ISBN. Según relata tras la privatización de la Agencia Española del ISBN debes adquirir 10 ISBN cuando realmente necesitas uno y asciende a 30 euros el pack. Anteriormente era gratuito.

Forma 2. Que casi no haya diferencia de precio entre comprar un ebook a comprarlo en papel. En la Casa del libro, comprar la novela de Ken Follet «Un mundo sin fin» en formato papel cuesta 24,9€, comprarlo en formato digital cuesta 16,99€. ¿Cuesta lo mismo editarlo? o ¿es que no interesa a la industria venderlos más baratos?

¿Dimitir? ¿Yo? Nunca, y ¿usted?

Dimisión

Nos encontramos con más casos de los que nos gustaría en los que la dimisión cuando algo se hace mal es la última opción que se baraja. En el día de hoy encontramos el caso de la ministra de cultura Ángeles González-Sinde que tras el duro varapalo recibido ayer en la conocida como Ley Sinde no se le pasa por la cabeza dimitir.

Cierto es que en el ámbito político se tiende a solicitar la dimisión de presidentes del gobierno o ministros con una ligereza que hace perder el valor real de dicha petición desde la oposición o desde la ciudadanía. Pero muy cierto es que, desde un punto de vista objetivo, hay situaciones en los que se plantea de una forma manifiesta dicha inoperancia en la tramitación de asuntos o en el ejercicio del cargo.