Archivo de la etiqueta: concurso de acreedores

Cómo elegir un abogado para un Concurso de Acreedores

Concurso de Acreedores

Cuando una empresa se encuentra en dificultades económicas, es por todos sabido, que la recomendación es tomar las riendas y solicitar la declaración del Concurso de Acreedores para tratar de garantizar la viabilidad de la misma.

Y para tal solicitud, que se hace mediante un escrito de Demanda ante el Juzgado de lo Mercantil, se requiere la intervención de Abogado y Procurador.

La rama mercantil posee diversas especialidades y requiere de la especialización del abogado que vaya a solicitar la declaración del Concurso de Acreedores. En el seno del concurso y sus sucesivas secciones es posible que sea necesario el planteamiento de diversos incidentes concursales por el concursado para resolver cuestiones. Pero también puede ser que, en el seno de un incidente concursal, el concursado tenga que contestar a las pretensiones contrarias.

Es por ello que a la hora de elegir un abogado para la solicitud de un Concurso de Acreedores tengamos en cuenta diversas cuestiones.

El concurso de acreedores en empresas con dificultades económicas

Concurso de Acreedores

La crisis económica que tuvo su despegue en 2008 ha llevado aparejada la necesaria solicitud de Concursos de Acreedores debido a las dificultades económicas que sufrían las empresas, muy especialmente las vinculadas al sector de la construcción y servicios auxiliares.

Si bien el máximo número de solicitudes de Concursos de Acreedores ha sido en 2013 con un total de 9.937 y que ha ido bajando progresivamente 7.280 en 2014 y 5.746 en 2015 según datos del INE.

¿Cuándo es necesario solicitar el Concurso de Acreedores?

Pues bien, para una correcta respuesta a esta pregunta debemos acudir a lo que se establece en el artículo 5 de la Ley Concursal.

El párrafo primero indica lo siguiente:

El deudor deberá solicitar la declaración de concurso dentro de los dos meses siguientes a la fecha en que hubiera conocido o debido conocer su estado de insolvencia.

Diferencias entre Créditos Contra la Masa y Créditos Concursales

Dinero

En Derecho Concursal, la diferenciación entre los Créditos contra la masa y los Créditos Concursales juega un papel determinante y que, para facilitar la comprensión, voy a explicar las características de cada una de las masas que conforman ambos tipos de créditos.

 ¿Qué son los Créditos Contra la Masa?

Los créditos contra la masa se encuentran regulados en el artículo  84.2 de la Ley Concursal. Este artículo contiene una lista de todos aquellos créditos que tienen consideración de Contra la Masa. Antes de enumerar cada uno de los tipos de créditos que conforman este grupo, en lineas generales se pueden resumir que serán créditos contra la masa todos aquellos gastos que se generan tras el auto por el que se declara el Concurso de Acreedores. Pero con algunas salvedades. Por ejemplo se considerarán créditos contra la masa los “salarios por los últimos 30 días de trabajo efectivo anteriores a la declaración de concurso y en cuantía que no supere el doble del salario mínimo interprofesional“.

El deber de contabilidad en la empresa (I)

Calculadora

Mi amigo Francisco Rosales, más conocido por los lares de internet como @notarioalcala, me animó a que escribiera un post hablando acerca del deber de contabilidad en la empresa, a raiz de mi anterior post, y  que, a su juicio, es:  más que como un deber la veo como una necesidad despreciada por las empresas.

Nuestro Código de Comercio, en su artículo 25.1 es muy tajante en este aspecto:

Todo empresario deberá llevar una contabilidad ordenada, adecuada a la actividad de su Empresa que permita un seguimiento cronológico de todas sus operaciones, así como la elaboración periódica de balances e inventarios. Llevará necesariamente, sin perjuicio de lo establecido en las leyes o disposiciones especiales, un libro de Inventarios y Cuentas anuales y otro Diario.

Pero además, este primer extremo no se ve modificado en ningún momento (artíuclo 151-1) por la propuesta del Código Mercantil que previsiblemente será la futura regulación que ordenará entre otros aspectos del empresario el deber de lllevar la contabilidad.

Debemos aprender a desemprender

Herramientas

Cada día vemos más noticias acerca de eventos de emprender, consejos sobre cómo montar empresas y generación de modelos de negocio. Pero nos olvidamos de la importancia que tiene desemprender cuando un negocio no funciona o deja de funcionar.

No debemos confundir desemprender con desinvertir. Cuando un inversor decide entrar en una sociedad haciendo una aportación económica, en cualquiera de las fases, lo que pretende es obtener un rendimiento. La salida de los inversores, y obtención de los beneficios, a lo que me refiero con la desinversión y por ello en los pactos de entrada se establecen las distintas clausulas de salida de los inversores.

Por el contrario desemprender se refiere al momento en que el negocio deja de funcionar y peligra el hacer frente a los gastos corrientes. Son momentos difíciles desde el aspecto emocional del emprendedor pero se trata de una buena salida para evitar insolvencias. Desmantelar el entorno generado alrededor de la idea con un plan correctamente desarrollado que conducirá, finalmente al saneamiento y liquidación de la empresa.