Navegar Etiqueta

abc

El ABC del éxito (III): C de Constancia

Constancia

Hacía tiempo que quería darle la correcta forma para finalizar esta trilogía sobre el ABC del éxito (A de Admirar, B de Buscar y C de Constancia).

La Constancia es uno de los pilares básicos del éxito. Mantener una idea en el tiempo, ejecutarla como el primer día y trabajar en ella es algo fundamental. Muchas veces pecamos (y me incluyo) de no ser constantes. Cuando has desarrollado o planteado la idea, das los primeros pasos y, como buen pensante (que no emprendedor) ya estás pensando en nuevos proyectos.

Una parte fundamental y que en las escuelas o en las charlas no se dice. Hablamos de plan de negocio, hablamos de modelos de negocio… pero ¿qué ocurre cuando las previsiones del Excel no se cumplen? Debemos darle una vuelta de tuerca y seguir trabajando. Ello no significa darnos cabezazos en la pared hasta sangrar. También es importante saber retirarse a tiempo.

El ABC del éxito (II): B de Buscar

B de buscar

Tras la primera entrega de esta serie de artículos en el que muestro el ABC del éxito desde mi particular punto de vista toca el turno de la B de Buscar.

No podemos quedarnos con la primera concepción que podamos tener de nuestra idea u objetivo. Debemos buscar las diferentes perspectivas de la misma y sobre todo, pensar y plantear todas las cuestiones negativas que puedan surgir en el camino o de la propia meta.

Creo que el hecho de tener ya una primera idea es todo un logro pero soy consciente de la necesidad de analizarla para buscar sus defectos, sus virtudes y la competencia que podamos tener para conseguir nuestra meta. No debemos entender competencia como si estos consejos únicamente puedan ser aplicados a nivel empresarial. La competencia, entendida en un sentido amplio, está presente en prácticamente todos los aspectos de la vida.

El ABC del éxito (I): A de Admirar

A de admirar

Esta es la primera de 3 entregas que llevo unos días pensando que, desde mi humilde opinión, creo que son claves para el éxito. Pero éxito se refiere a cualquier triunfo, desde el más pequeño que nos podamos encontrar, hasta el más arduo de los procesos para conseguir dicho fin.

Desde mi punto de vista, en primer lugar debemos Admirar. Y admirar significa, no sólo sentir predilección o tener una singular estimación por alguien o por algo. Sino que lo que debemos hacer es pararnos, mirar de dónde partimos y dónde queremos llegar. Es altamente importante hacer este análisis con el fin de tener una conciencia fehaciente de lo que queremos hacer.

Ten en cuenta que para ser capaz de admirar a alguien, en primer lugar hay que ser humilde y saber reconocer los hitos o metas que ha conseguido el prójimo. Las envidias no hacen más que poner palos en las ruedas que, como es obvio, dificultan aún más, si cabe, el difícil camino a recorrer.