Archivo de la categoría: Bioderecho

Terapias Avanzadas, ya son posibles legalmente

Tubos de ensayo

La medicina está avanzando a pasos agigantados y, aunque no seamos conscientes muchas veces, la legislación debe avanzar también a la misma velocidad para dar respuesta a los cambios que se están produciendo en el ámbito de los tratamientos médicos.

Suena lejano, tal vez, poder curar enfermedades a partir de células de uno mismo (por ejemplo células madre). Pero lo cierto es que cada vez más estudios están permitiendo que lo que en su día fue un sueño se convierta en realidad. Pero para ello es necesario establecer el marco legal oportuno con el fin de establecer criterios de autorización de los medicamentos de terapia avanzada. En España se aprobó en 2014 el Real Decreto 477/2014, de 13 de junio, por el que se regula la autorización de medicamentos de terapia avanzada de fabricación no industrial.

Sobre Derecho y Células Madre

Células Madre

Como ya comenté en un post anterior, soy socio de Celulife, el primer Banco de Células Madre de Adulto. Y no deja de plantearme ciertas cuestiones que, desde mi punto de vista, van a cambiar ciertos paradigmas tradicionales del Derecho.

El ejemplo que voy a poner es sencillo. Ahora somos capaces de guardar ciertas partes de nuestro cuerpo (células madre) en un congelador (por explicarlo de una forma sencilla) para que nos las implanten en un futuro si se da el caso de que las necesitemos. A priori parece sencillo, pero técnicamente es una verdadera revolución puesto que antes de implantar esas células deben ser diferenciadas al tejido que sea preciso.

¿Por qué me interesa el Bioderecho?

Tubos de ensayo

Es innegable que en los últimos años hemos sido testigos de una importante evolución legislativa en lo referido al derecho de la salud, derecho farmacéutico, derecho biotecnológico… Esto ha provocado que, de una forma indirecta, se geste el inicio, en mi opinión, de una nueva rama del Derecho: el Bioderecho.

Desde la regulación en el año 2000 de las obtenciones vegetales, pasando por el régimen jurídico de la utilización confinada, liberación voluntaria y comercialización de organismos modificados genéticamente (2003); la exportación e importación de muestras biológicas (2006), los requisitos básicos de autorización y funcionamiento de biobancos con fines de investigación biomédica (2011), hasta las normas de calidad y seguridad para la donación, obtención, la evaluación, el procesamiento, la preservación, el almacenamiento y la distribución de células y tejidos humanos y normas de coordinación y funcionamiento para su uso en humanos (2014), han pasado apenas 15 años con importantes hitos en lo que a  la biotecnología se refiere. Y en este auge el Derecho no puede quedar atrás dando respuesta a la hiperespecialización tan necesaria para los tiempos actuales y los que vienen. De ahí mi interés por el BioDerecho.