Sobre Derecho y Células Madre

Células Madre

Como ya comenté en un post anterior, soy socio de Celulife, el primer Banco de Células Madre de Adulto. Y no deja de plantearme ciertas cuestiones que, desde mi punto de vista, van a cambiar ciertos paradigmas tradicionales del Derecho.

El ejemplo que voy a poner es sencillo. Ahora somos capaces de guardar ciertas partes de nuestro cuerpo (células madre) en un congelador (por explicarlo de una forma sencilla) para que nos las implanten en un futuro si se da el caso de que las necesitemos. A priori parece sencillo, pero técnicamente es una verdadera revolución puesto que antes de implantar esas células deben ser diferenciadas al tejido que sea preciso.

¿Estoy exagerando? No. Las células madre únicamente, de momento, pueden ser implantadas al sujeto al que le fueron extraídas pero, una vez acaba la vida del sujeto debe, testamentariamente, indicar qué hacer con la parte de su cuerpo que todavía tienen potencial de vida. Las dos opciones posibles son enviarlas a un biobanco o destruirlas. Curiosamente acaba la vida en un determinado momento pero aún hay unidades biológicas que siguen vivas del sujeto.

Pero ahondado más en las cuestiones que creo que vendrán y con ánimo, también, de teorizar y abrir debate. ¿Las células pueden tener derechos? ¿Se enmarcaría dentro del bien jurídico protegido de la integridad corporal una destrucción dolosa de las células madre?

Ni que decir tiene sobre los límites que en el Derecho se establecen sobre qué se puede hacer y qué no con las células madre.

Creo que vienen años intensos donde cada vez más irán tomando más fuerza los resultados de las investigaciones que se están realizando con células madre. Nuevos retos para el legislador y los representantes de la doctrina en una especialidad del derecho que, sin ningún tipo de duda, va tomando cada vez más fuerza. Por eso me gusta el bioderecho.

photo credit: Fibroblastos – útero de rata via photopin (license)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Un pensamiento en “Sobre Derecho y Células Madre”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *