¿Cómo formalizar un Media for Equity?

La Nevera Roja anuncio TV

Uno de los retos a los que se enfrenta cualquier empresa que acaba de iniciar la actividad es realizar las acciones necesarias para que los servicios que presta o productos que vende sean conocidos.

En este sentido, es cada vez más habitual que los medios de comunicación realicen actividades propias de su modelo de negocio (anuncios publicitarios) a cambio de participaciones de una compañía. Es lo que se conoce como Media for Equity. En definitiva, se trata de una permuta de participaciones o acciones por la realización de una campaña publicitaria. Son varias las acciones Media for Equity que se van dando en el panorama empresarial: AtresMedia y Wallapop, Mediaset y La Nevera Roja o Grupo InterCom y BuyVip.

No voy a entrar en cómo valorar la inversión por parte del medio de comunicación. Para ello os recomiendo un artículo de Carlos Blanco que aborda, precisamente, las distintas fórmulas publicitarias a valorar para la inversión con el sistema Media for Equity.

Protejamos a los que cumplen la ley

Dinero

Ayer tuve ocasión de ver el programa de Ana Pastor en el que hablaba de los casos de corrupción y la inexistente protección que se le da a los funcionarios, habitualmente, que destapan los casos de corrupción.

Estamos en plena época de campaña electoral. Partidos que se disputan las alcaldías en los municipios, puestos de diputado en las diputaciones y, en algunas Comunidades Autónomas, la representación de sus parlamentos. En teoría se trata de una nueva remesa de políticos que aspiran a hacer el bien. Eso es lo que quiero pensar aunque los numerosos casos de corrupción me están haciendo cambiar de opinión. Quiero pensar, también, que los aspirantes a ocupar puestos públicos son verdaderos los mejores y más preparados servidores de lo público y no quieren hacerse servir de lo público para enriquecerse. Pero esto es harina de otro costal.

¿Qué es un split? ¿y un contra-split?

split y contra-split

Tanto el split como el contra-split son operaciones que las sociedades realizan con cierta frecuencia. Son operaciones que tienen que ver con la indivisibilidad de las participaciones o acciones.

El artículo 126 de la Ley de Sociedades de Capital establece, de forma expresa, la indivisibilidad de las acciones o participaciones. Si tal división se pudiera realizar supondría un agravio para delimitar los derechos políticos, especialmente el de voto, que se le atribuyen a cada parte alicuota del capital social.

Pero en muchas ocasiones las sociedades recurren el split precisamente para dividir las participaciones pero desde el punto de vista estructural. Es decir, mediante una modificación de los estatutos se atribuyen a cada participación un valor nominal inferior al que tienen. Veamos un ejemplo: hacemos un split 1×2. De cada participación o acción (con valor nominal 1€) sacaremos 2 y su valor será, tras esta modificación (0,5€). Tras esta modificación, si un socio o accionista tenía 10 participaciones de valor nominar 1€, ahora tendrá 20 de valor nominal 0,5€.  En ambos casos vemos que el valor total de las participaciones es de 10€.