¿Qué son las conductas colusorias?

Fijación de Precios

En el Capítulo I de la Ley de Defensa de la Competencia encontramos una serie de conductas prohibidas y entre ellas las conductas colusorias.

Por su ubicación dentro del texto legislativo vemos que se trata de unas conductas que están prohibidas que tienen que ver con, según indica el artículo 1 de la Ley de Defensa de la Competencia, acuerdos, decisiones o recomendaciones colectivas, o conscientemente paralela, con el objetivo de producir o que potencialmente pueda producir el efecto de restringir, impedir o falsear la competencia en todo o parte del mercado nacional. Además incluye el propio artículo una lista de este tipo de actos que consistan en:

a) La fijación, de forma directa o indirecta, de precios o de otras condiciones comerciales o de servicio.

b) La limitación o el control de la producción, la distribución, el desarrollo técnico o las inversiones.

c) El reparto del mercado o de las fuentes de aprovisionamiento.

d) La aplicación, en las relaciones comerciales o de servicio, de condiciones desiguales para prestaciones equivalentes que coloquen a unos competidores en situación desventajosa frente a otros.

e) La subordinación de la celebración de contratos a la aceptación de prestaciones suplementarias que, por su naturaleza o con arreglo a los usos de comercio, no guarden relación con el objeto de tales contratos.

Como ya anuncié en un post anterior, 6 empresas del sector del turrón están siendo investigadas por la CNMC por conductas colusorias. Concretamente se refiere al apartado a) de la fijación de precios.

Pero debemos tener en cuenta el artículo 3 que se refiere a una serie de excepciones respecto de las prohibiciones anteriormente expuestas. Y concretamente dice:

La prohibición del apartado 1 no se aplicará a los acuerdos, decisiones, recomendaciones y prácticas que contribuyan a mejorar la producción o la comercialización y distribución de bienes y servicios o a promover el progreso técnico o económico, sin que sea necesaria decisión previa alguna a tal efecto, siempre que:

a) Permitan a los consumidores o usuarios participar de forma equitativa de sus ventajas.

b) No impongan a las empresas interesadas restricciones que no sean indispensables para la consecución de aquellos objetivos, y

c) No consientan a las empresas partícipes la posibilidad de eliminar la competencia respecto de una parte sustancial de los productos o servicios contemplados.

photo credit: Benson Kua via photopin cc

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *