El Caso de la Marca Guanyem Barcelona y Guanyem Valencia

Guanyem Barcelona

Recientemente ha saltado en los medios de comunicación que Luis Salom, asesor del PP, ha registrado la marca Guanyem Barcelona y Guanyem Valencia para intentar evitar que puedan concurrir, según la información, a los comicios.

Con independencia del color político de la acción voy a analizar las distintas cuestiones en relación con este caso.

En primer lugar debemos diferenciar dos cuestiones importantes a tener en cuenta. Aquí tomo el testigo de un Twit de Samuel Parra


Solicitar el registro de una marca es precisamente eso. Pagar una tasa para que el organismo competente para que estudie si la marca propuesta cumple con los requisitos necesarios para ser concedida. La solicitud, como es lógico, no supone la automática concesión de la misma sino, en igualdad de solicitudes, la que tenga una fecha anterior tendrá preferencia.

Registrar una marca, por otro lado, es cuando se obtiene el título que te convierte en el titular de una marca. Dicha concesión se suele conseguir en 6 meses de media y tras un procedimiento que se compone de varias fases.

Hecha esta distinción acudimos ahora a algunas prohibiciones relativas que impedirían que dicha marca se pudiera registrar y que, en el tiempo en el que se expone la marca al público pueden presentarse oposiciones al registro de la misma.

No se puede registrar una marca en la que los signos que reproduzcan, imiten o transformen creaciones protegidas por un derecho de autor o por otro derecho de propiedad industrial distinto de la propia marca. Esto está contenido dentro de las prohibiciones relativas del artículo 9.1 apartado c). Lo que se exige aquí es una autorización. Entiendo que el logotipo tendrá un autor que debe prestar su autorización para que dicha marca sea concedida al ser tramitada como marca Mixta: Denominativa y Gráfica.

Según la web de Guanyem Barcelona son una asociación sin ánimo de lucro por lo que ostentan personalidad jurídica y dice el apartado d) del mismo artículo que, requerirá de autorización para registrar una marca que corresponda con el nombre comercial, denominación o razón social de una persona jurídica que antes de la fecha de presentación o prioridad de la marca solicitada identifique en el tráfico económico a una persona distinta del solicitante, si, por ser idéntica o semejante a estos signos y por ser idéntico o similar su ámbito de aplicación, existe un riesgo de confusión en el público.  Es decir debe probar si es notoriamente conocida la marca induciendo a confusión.

No olvidemos tampoco el artículo 34.5 de la Ley de Marcas donde la protección otorgada a las marcas registradas se aplican también a las marcas no registradas «notoriamente conocidas» en España en el sentido del artículo 6 bis del Convenio de París.

Por otro lado, se puede declarar la nulidad absoluta de una marca (una vez ha sido concedida) si se aprecia mala fe en su registro al amparo del artículo 51.1 apartado b) de la Ley de Marcas.

Se presenta interesante el caso. ¿Qué hará Guanyem Barcelona? ¿Qué hará Guanyem Valencia? ¿Qué hará la OEPM? Iré actualizando el post conforme vayan sucediendo los hechos

Actualización 5/09/2014

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Un pensamiento en “El Caso de la Marca Guanyem Barcelona y Guanyem Valencia”

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *