Debemos aprender a desemprender

Herramientas

Cada día vemos más noticias acerca de eventos de emprender, consejos sobre cómo montar empresas y generación de modelos de negocio. Pero nos olvidamos de la importancia que tiene desemprender cuando un negocio no funciona o deja de funcionar.

No debemos confundir desemprender con desinvertir. Cuando un inversor decide entrar en una sociedad haciendo una aportación económica, en cualquiera de las fases, lo que pretende es obtener un rendimiento. La salida de los inversores, y obtención de los beneficios, a lo que me refiero con la desinversión y por ello en los pactos de entrada se establecen las distintas clausulas de salida de los inversores.

Por el contrario desemprender se refiere al momento en que el negocio deja de funcionar y peligra el hacer frente a los gastos corrientes. Son momentos difíciles desde el aspecto emocional del emprendedor pero se trata de una buena salida para evitar insolvencias. Desmantelar el entorno generado alrededor de la idea con un plan correctamente desarrollado que conducirá, finalmente al saneamiento y liquidación de la empresa.

No se trata de un fracaso. En nuestra cultura cuando algo no sale como esperábamos, automáticamente salen aquellas personas que dicen: “ya te lo decía yo”, “no es fácil emprender”… Personas de nuestro entorno que no han tenido la osadía para intentar montar un negocio. Por ello debemos tomarnos el “fracaso” como una masterclass, como el mejor máster que pudieras haber recibido. En cambio en la cultura americana donde la mentalidad del emprendedor se ve en el apoyo que se brinda a los que “fracasan”.

Por eso tan importante es emprender como saber desemprender.

Imagen: Morguefile

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

2 pensamientos en “Debemos aprender a desemprender”

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *