Decisiones que marcan TU futuro (y el mío)

Decision

¿Qué es la vida si no un continuo planteamiento de situaciones en las que se debe decidir? Realmente no somos conscientes de la cantidad de decisiones que podemos tomar en una jornada habitual. ¿Son realmente tan importantes?

¿Subir por las escaleras o coger el ascensor? ¿Ir por el camino de siempre o elegir uno alternativo? ¿Votar un partido político u otro? ¿Tomar una actitud activa o pasiva para con la sociedad? Lo que no somos conscientes, o no nos han enseñado, es de la importancia que pueden tener las decisiones en nuestro futuro.

Personalmente creo que cada uno se labra el futuro que le llegará en base a todas aquellas decisiones que toma en el día a día. Pero no sólo influyen también en la vida de la persona en cuestión, sino, también en la vida de las personas que hay alrededor o el conjunto de la sociedad. ¿Qué valor tiene votar por un partido o por otro? Pues la nada despreciable cifra de cuatro años de gestión más acertada o desacertada con la que está cayendo. ¿Es mejor la opción de no tomar una decisión? Francamente NO. Hay que decidir para cambiar el futuro.

Cómo leer los libros para emprendedores y sacar el máximo partido

Libros emprendedores
Existe una auténtica fiebre por los libros de emprendedores y personalmente debo reconocer que soy un auténtico fan de ellos. Pero, si eres aficionado a la lectura, no basta con pasar las páginas como si de una novela se tratase. Es muy importante hacer una lectura en profundidad. Una lectura oliendo, sintiendo y empapándote.

¿Cómo se hace? He aquí el punto central del artículo. Incialmente leía los libros como si estuviera leyendo una novela pero no le encontraba sentido. En un momento dado, cuando tenía entre manos El Libro negro del Emprendedor de Fernando Trías de Bes, (muy recomendable, por cierto) decidí entender las palabras intentando buscar el sentido con que el autor las expresaba. Es decir indagar en aquello que el autor ha querido despertar en los lectores. ¿Qué hice? Investigar acerca del autor, su trayectoria. Sin duda esto me ayudó mucho.

Del “no puedo” a la acción y al aprendizaje

Puedo hacerlo

Estoy harto. Debo reconocerlo. Cada vez que escucho a alguna persona decir “no puedo” cuando debe hacer algo para salir de su zona de confort me enervo. Nos ponemos los límites nosotros mismos. Aceptamos con resignación la fuerza de la zona de nuestra conciencia que nos hace huir del fracaso.

Ya se ha comentado en multitud de ocasiones. El fracaso es el paso previo para el éxito. Pero, ¿imaginas que este pensamiento negativo hubiera impregnado nuestra historia? Grandes descubrimientos, empresas o productos no se hubieran desarrollado por el miedo a fracasar que, inevitablemente, conduce a un no puedo.

Más bien, y desde mi humilde pensamiento, la frase (o mejor dicho excusa) enunciada de una manera correcta sería: “no quiero”. ¡Eso sí! No quieres salir de tu zona de confort porque se está muy cómodo, confortable, relajado…. y amargado, enfadado triste… ¡Como para no quedarse!

¿Se puede empezar una StartUp sin financiación?

Dinero

Cuando hablan de emprender, del bajo coste de la idea o de la importancia de crear empresas para “salir adelante” se plantean una serie de cuestiones, sobre todo económicas, que a priori nadie suele prestar atención.

Una idea en sí no es nada. Una idea ejecutada ya empieza a ser algo. Pero por desgracia, una idea con una correcta fuente de financiación para el lanzamiento es, usualmente, el marco idílico que tenemos los emprendedores. Pero sí debo decir que, en mi modesta opinión basada especialmente por mi corta experiencia, creo que es posible iniciar un proyecto sin financiación, o una baja financiación. Por baja me refiero a unos 500€.

El ABC del éxito (III): C de Constancia

Constancia

Hacía tiempo que quería darle la correcta forma para finalizar esta trilogía sobre el ABC del éxito (A de Admirar, B de Buscar y C de Constancia).

La Constancia es uno de los pilares básicos del éxito. Mantener una idea en el tiempo, ejecutarla como el primer día y trabajar en ella es algo fundamental. Muchas veces pecamos (y me incluyo) de no ser constantes. Cuando has desarrollado o planteado la idea, das los primeros pasos y, como buen pensante (que no emprendedor) ya estás pensando en nuevos proyectos.

Una parte fundamental y que en las escuelas o en las charlas no se dice. Hablamos de plan de negocio, hablamos de modelos de negocio… pero ¿qué ocurre cuando las previsiones del Excel no se cumplen? Debemos darle una vuelta de tuerca y seguir trabajando. Ello no significa darnos cabezazos en la pared hasta sangrar. También es importante saber retirarse a tiempo.