El modelo freemium, ¿es realmente una buena opción para los contenidos?

Free+premium

Lo que está claro es que el modelo ha cambiado y hay que reformular la forma de hacer dinero. No va a ser fácil, pero el modelo freemium ofrece muchas ventajas de cara a la elaboración de buenos contenidos y sacarle un rendimiento económico. Creo bien estructurado y planteado puede ayudar a muchas de las industrias que ahora atacan (y atacaban) a la piratería.

Internet es una potente herramienta con la que yo, por ejemplo, desde mi casa ahora mismo puedo escribir un artículo que sea accesible desde todo el mundo. Y es innegable que hasta hace unos años, todo esto quedaba más que lejos. La distribución debía hacerse por unos cauces establecidos, y ni de lejos se conseguía llegar a un número importante de gente. Ahora las barreras han caído y el modelo cambia.

¿Qué es el modelo freemium?

Mejor empezar explicando qué es el modelo freemium (aunque la imagen lo hace por sí sola). Como no puede ser de otra manera, esta palabra nace de la unión entre free y premium. Es decir, mezcla lo gratuito (free) junto con los modelos de pago (premium). Creo que con esta  descripción queda claro.

Uno de los ejemplos más claros de este modelo es Spotify. Puedes escuchar música de forma gratuita eso sí, con limitaciones. Cada 3 ó 4 canciones hay una cuña publicitaria, no puedes almacenar en el disco duro las listas para escucharlas sin conexión, tienes un límite al día de escuchar música… Como vemos una serie de limitaciones que, ofreciendo el mismo servicio, lo hacen de forma gratuíta. En cambio, si deseas hacerte premium, tienes la posibilidad de escuchar música sin interrupciones y limitaciones descargar las listas… Ambos se sustentan, el modelo gratuito por la publicidad de las cuñas, y el premium con el dinero de la mensualidad.

Este modelo, desde mi punto de vista es una de las mejores opciones si se quiere obtener algún beneficio de las cosas que se escriben. En algunos aspectos, no estamos preparados para este tipo de modelos, pero sin duda son los mejores.

Lo importante es ofrecer gratuítamente una serie de herramientas e información que, si finalmente se decide a pagar, se debe ofrecer una buena experiencia del usuario, y sobre todo que merezca la pena pagar por ese valor añadido.

Otro ejemplo en medios de comunicación es Orbyt. Puedes consultar en ElMundo.es la última información que se ha publicado, por ejemplo, acerca de la crisis económica, pero con algunas restricciones y sin las valoraciones de grandes economistas que sí aparecen en el periódico escrito. Claro, te interesaría mucho saber la opinión de esos grandes economistas pero no tienes tiempo de comprar el periódico. Pues mediante Orbyt, puedes acceder a este diario y a otros tantos así como revistas por una cantidad mensual.

Si bien es cierto, el modelo no acaba de cuajar porque, desde mi punto de vista, no se le da un valor añadido al modelo de pago. Es decir, ofrecer especiales, u otro tipo de formas de redacción de la noticia para que realmente tenga un valor añadido y anime a decantarse por la opción de pago como complemento de lo gratuíto.

Así pues, definitivamente la respuesta a la pregunta con la que acompaño el título de este post es claramente sí. Es el camino que hay que seguir, pero obviamente sin engañar al consumidor.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Un pensamiento en “El modelo freemium, ¿es realmente una buena opción para los contenidos?”

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *