Artículo: El fenómeno de la Open Innovation

Open

Orígenes del concepto Open Innovation

En los últimos años, numerosas compañías han empezado a desarrollar nuevas estrategias con el objetivo de explotar los beneficios que brinda el Open Innovation (OI), frente al antiguo modelo de Innovación Cerrada o Closed Innovation.

El término acuñado y difundido en 2003 por Henry Chesbrough, profesor de la Universidad de Berkeley y Director del Center for OI, parte de la idea de que las empresas ya no son capaces de abordar por sus propios medios todo el proceso de innovación. Este modelo se basa en el uso intencionado de conocimientos externos con el objetivo de acelerar la innovación interna y poder mejorar la competitividad de la empresa.

El OI propone aprovechar el talento distribuido (fuentes externas de innovación) que existe en la sociedad. Abriendo la organización a numerosas y heterogéneas gentes (lead-users, universidades, patentes globales, los propios usuarios, PyME’s, corporaciones clásicas o fundaciones y organizaciones sin ánimo de lucro) y colaborando con ellos de igual a igual, es decir, como auténticos partners.

Elementos clave para implantar el OI

Se deben habilitar mecanismos y canales para que todos los trabajadores puedan participar en la innovación de la empresa, migrando del tradicional enfoque top-down (de arriba a abajo) al bottom-up (de abajo a arriba).

Algunas de las prácticas más habituales para implementar el OI son:

Crowdsourcing: externalizar tareas a un grupo numeroso de personas, comunidad o masa mediante concurso. Esta práctica elimina la habitual barrera financiera que prohíbe a la mayoría de gente participar en estos proyectos, al tiempo que se genera satisfacción a través del trabajo en comunidad. La gran mayoría de crowdsourcers son anónimos.

User innovation: innovación abierta por parte de los consumidores, en la que la empresa comparte con ellos nuevas formas de innovación (co-creación).
Redes de expertos: creación y gestión de una red de ‘think tanks’ para la búsqueda y evaluación de oportunidades de negocio, o aportación de conocimiento. Estas personas colaboran de forma regular con la empresa y constituyen una red estable de apoyo a la innovación. Ejemplos: Medicalia y Medbook.

Mercados de innovaciones o ‘Marketplaces’: acceso a espacios-web donde se concentra la oferta de servicios tecnológicos de expertos. Permiten que las ideas y tecnologías que algunas empresas no saben utilizar encuentren un nuevo hogar donde sean aprovechadas al máximo. Iniciativas de ‘Marketplaces’: InnoCentive, yet2.com, NineSigma, YourEncore y Medical Inventions.

Crear comunidades: la empresa que crea este espacio ha de escuchar, aceptar críticas y participar con sus usuarios, obteniendo un universo de voces que le ayude a mejorar. Ejemplos: Ning, Facebook, o LinkedIn.

Monitorizar la información:
la Red es una conversación continua y tener los sentidos bien abiertos para saber qué se dice de una empresa, producto,etc. resulta crucial. Permite detectar posibles inferencias y reaccionar.

Wiki: sinónimo de colaboración en la edición de documentación (como la presente), teniendo en cuenta que es imprescindible una tarea previa de personalización según las necesidades u objetivos.

Estandarizar la información: RSS. Este formato XML para sindicar o compartir contenido en la web es una herramienta para la estandarización de la información, facilitando así el flujo de la misma y permitiendo de este modo que pueda ser utilizada por terceros. La misma filosofía se esconde detrás de ofrecer el API abierto: Google, Twitter o Facebook.

Finalmente, adjuntamos herramientas, gratuitas y de pago, que permiten a las empresas implantar estrategias de OI: Google Moderator, Crowdsound, Ramius, IdeaScale, YourMembership, BetaEasy, User Voice, IdeaTorrent y Open Mind.

Sin embargo, se deberá hacer un uso selectivo de éstas. No hay respuestas rápidas; el resultado dependerá del nivel de esfuerzos de comprensión, el nivel de implicación de todos y el trabajo de seguimiento que se realice con el fin de galvanizar los impulsos de innovación y evitar que las prácticas desarrolladas queden en desuso y sin atención. Ver caso MyFootballClub.

Gestión de la Propiedad Intelectual

Cualquier organización en un contexto de OI debe plantearse cómo gestionar su Propiedad Intelectual (PI). Una obsesiva protección de ésta cierra las posibilidades de asociación para la innovación de valor y va en contra de cualquier esfuerzo de innovación y apertura. Sin embargo, la protección de la PI puede ser un facilitador de la OI cuando:

  • Su gestión es adaptable.
  • Se integra con las estrategias de OI.
  • Prevalecen las patentes inteligentes (invenciones valiosas).
  • Es vista como una oportunidad para la creación de valor y la construcción de ecosistemas.
  • Está disponible para los demás y, a través de licencias y cooperación, puede resultar rentable.

En este sentido, son ya nuemerosas las organizaciones y empresas que han abierto su capital intelectual como parte de una estrategia competiva. Ejemplos: Millenium Pharmaceuticals, IBM e Intel, entre otros.

Sin embargo, propuestas como la de Intellectual Ventures se consideran un buen ejemplo de explotación de este nuevo mercado de compraventa de ideas. Un tipo de gestión y planteamiento empresarial que, de acuerdo con un artículo publicado en el MIT Sloan Managment Review, puede desactivar cualquier intento de OI. Y es que según varios autores: “En general, la propiedad intelectual es beneficiosa para la innovación abierta cuando se utiliza como dispositivo de señalización y no como un derecho de control”.

Casos de estudio de empresas españolas e internacionales

Mahou
La iniciativa ‘La Wikipeli de Mahou’ es un proyecto de cine colaborativo que invita a los internautas a codirigir una película con el director Jaume Balagueró. La primera edición culminó con el lanzamiento de la película ‘Universos’, co-dirigida por más de 3.000 internautas, José Corbacho y Juan Cruz.

Cibernàrium
Este caso es un ejemplo de crowdsourcing en el ámbito de la comunicación. En 2009, el Cibernàrium lanzó ‘Yo hago Cibernàrium’ con el objetivo de invitar a todos los ciudadanos a participar en su nueva campaña publicitaria.

CCCB
‘La ciudad de los horrores’ es un proyecto participativo realizado en el marco de la exposición del CCCB ‘Barcelona-Valencia-Palma’. Los interesados podían participar de dos formas: aportando fotografías de lugares que consideraban ‘feos’ de Barcelona, Valencia y Palma (vía web) y/o votando las imágenes. El resultado fue un mural que variaba en función de las votaciones de los usuarios y que formaba parte de uno de los apartados de la muestra.

Telefónica I+D (TID)
La empresa española de telecomunicaciones ha creado Telefónica I+D (TID), su sección empresarial dedicada a la innovación en un marco de Open Social Innovation. Es por ello que, en palabras de Carlos Domingo, CEO de TID: “aboga por involucrar al cliente en la creación de productos y servicios desde sus fases más tempranas“. Tienen distribuido por todo el territorio español una serie de laboratorios expertos en áreas tecnológicas determinadas que favorecen la resolución de problemas de aplicación. Además, los estudiantes pueden optar a trabajar en TID con los propios empleados los que a través de un banco de ideas votan, deciden y reconducen los proyectos y productos iniciales con el fin de garantizar el éxito.

Algunos de los productos que han salido de esta empresa son: Videoclub Imagenio España, TVApps, o 3GBox.

Para mayor interés se adjunta una lista de ejemplos de empresas españolas.

BMW
BMW es un gran ejemplo de OI en el ámbito automovilístico. En 2001 creó una plataforma de ideas en las que cualquier usuario puede presentar ideas, conceptos y patentes sobre nuevas tecnologías y servicios: la VIA (Virtual Innovation Agency). Incorpora todo tipo de redes externas de expertos en la generación de ideas del grupo, y recibe cerca de 800 ideas al año, el 3% de las cuales se acaban convirtiendo en realidad.

BMW también pone a disponibilidad de todos los públicos el Laboratorio de Co-Creación, un laboratorio donde se presentan las distintas ideas para solventar los servicios urbanos de movilidad del mañana. En el último concurso 300 ideas aportadas fueron comentadas por un millar de personas en todo el mundo.

Lego Mindstorm NXT
El Lego Mindstorm original, una línea de bloques de construcción robotizados y programables, nació en 1998. En 2004 Lego se enfrentaba a pérdidas de millones de dolares. Dada su complejidad, tanto los sistemas de programación como los diseños fastidiaban más que divertían. El primer paso ‘open’ fue pedir asesoramiento informático externo; consiguieron prototipos montables en 20 minutos. Más tarde, dieron un verdadero salto con ‘M Next’, desarrollado con 5 personas elegidas de sus comunidades de consumidores, además de que 100 usuarios formaron una comunidad de desarrolladores. Lego Mindstorm NXT es un buen ejemplo de democratización de la tecnología (Eric von Hippel lo cita). Poco después del lanzamiento de Mindstorm, un estudiante desveló el código de programación y lo colgó en la red. Lego vio entonces una nueva oportunidad para aumentar el valor añadido de sus productos al compartir con el mundo una parte de sus conocimientos.

BrainStore

Entrevista de Infonomia.tv con Nadja Schnetzler, cofundadora de BrainStore, empresa que ofrece servicios de OI a importantes compañías, ONGs y particulares de todo el mundo.

Conclusiones

“El que trabaja solo, añade; quien trabaja en redes, se multiplica”.
El escenario ha cambiado, y ya no necesitamos únicamente de la innovación interna; las ventajas o beneficios que representan la adopción de modelos de OI en empresas u organizaciones, tales como la reducción de costes, flexibilidad de estructuras, innovación y creatividad acelerada o el incremento de ingresos, permiten a una organización ser más eficaz frente a la competencia, tanto en la creación como en la captación de valor.

Autores del Artículo (por orden alfabético):

  • Judit Millà Navarro
  • José Mira Berenguer
  • Óliver Miranda Tomás
  • Luz María Muñoz Carrión
  • Jordina Navarro Llop
  • Ana Navarro Roselló
  • Roger Nierga Frisach
  • Edelmira Oses Gil
  • Jordina Papasseit Ardévol
  • Sigfrido Pardo Lalaguna

Imagen: (elegida por mi): loop_oh

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Si te ha gustado, compártelo

7 pensamientos en “Artículo: El fenómeno de la Open Innovation

  1. Pingback: Trabajo en grupo, otra utilidad del Facebook | El Blog de José Mira

  2. Pingback: Tweets that mention Artículo: El fenómeno de la Open Innovation | El Blog de José Mira -- Topsy.com

  3. Pingback: El futuro pasa por la participación abierta | El Blog de José Mira

  4. Pingback: OI « Clinks

  5. Pingback: El Crowdsourcing como forma de innovación abierta y el ejemplo de Carlos Jean | El Blog de José Mira

  6. Pingback: Cooperativas, colaboración, fenómeno open: Lo que te puedes llevar de Internet | SocialMiB

  7. Pingback: En los últimos años, numerosas compañías han empezado a desarrollar nuevas estrategias con el objetivo de explotar los beneficios que brinda el Open Innovation (OI), frente al antiguo modelo de Innovación Cerrada o Closed Innovation. via @riojainnova

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>